IPICYT
Noticias

>

Noticia

2001

  

2002

  

2003

  

2004

  

2005

  

2006

  

2007

  

2008

  

2009

  

2010

  

2011

  

2012

  

2013

  

2014

  

2015

  

2016

  

2017

  

2018

  

2019

  

2020

  

Septiembre/18/2003

REFORMA: Fallece el científico Hugo Aréchiga

Era asesor de ciencia electo de la Presidencia de la República
Por Claudia Macedo y Arturo Barba (Grupo Reforma)

Ciudad de México (18 septiembre 2003).- Como una pérdida lamentable para la ciencia mexicana fue calificado por investigadores el deceso de Hugo Aréchiga Urtuzuástegui, coordinador electo del Consejo Consultivo de Ciencias de la Presidencia de la República (CCC), quien falleció a causa de un infarto masivo el lunes 15 de septiembre en Turquía, donde impartía un curso internacional de neurociencias.

El investigador de 63 años fue elegido el 20 de agosto para dirigir el CCC --órgano asesor del Presidente Fox en materia de ciencia--, cargo que asumiría el próximo 2 de octubre.

"Es una pérdida realmente terrible, lamentable, inesperada", expresó Javier Flores, catedrático de la Facultad de Medicina de la UNAM. "Era un líder en la ciencia mexicana, y su calidad científica era muy reconocida fuera del País".

Marcelino Cereijido, investigador del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), afirmó que se pierde un personaje muy importante, tanto por su calidad como científico como por la cantidad de funciones que desempeñaba.

"A mí me duele en este momento particularmente, aparte por supuesto por nuestra amistad, porque él acababa de ser elegido coordinador del CCC, y uno de sus planes era luchar contra el apabullante analfabetismo científico del Estado", manifestó.

Cereijido solía desayunar cada domingo con Aréchiga, Premio Nacional de Ciencias y Artes, y otros dos investigadores para intercambiar ideas sobre diversas temáticas. "Tenía una memoria privilegiada y una cultura científica fabulosa", recordó, pero ignora que padeciera alguna enfermedad. "Era muy reservado, no estábamos enterados de que tuviera ningún mal cardiaco, sin embargo, ya debió de haberlo tenido desde hace tiempo".

Hugo Aréchiga, quien se desempeñaba como jefe de la División de Estudios de Posgrado e Investigación de la Facultad de Medicina de la UNAM y como presidente de la Academia de Ciencias de América Latina, viajó a Turquía la semana pasada como parte de un grupo itinerante de profesores de la International Brain Research Organization. El día de su muerte, desayunó con otro destacado investigador, John Nicholls, quien más tarde se daría cuenta del lamentable acontecimiento, que en un principio fue atribuido a una intoxicación.

Cereijido destacó que, aunque Aréchiga --a quien le sobreviven tres hermanas-- ocupó diversos cargos públicos y presidió numerosas organizaciones científicas, su labor dista mucho de ser burocrática.

"Sus contribuciones son de impacto internacional; invariablemente sus trabajos se publicaban en revistas científicas de la máxima jerarquía", señaló. "Era un docente nato y fundamentalmente, como era soltero, un hombre dedicado a la ciencia".

Recordado por sus amigos como una persona afable, hizo numerosos aportes a la neurobiología. Estudió los ritmos circádicos en invertebrados, lo que lo llevó a analizar el nivel de comportamiento a nivel molecular.

El científico nacido el 11 de marzo de 1940 en Culiacán, Sinaloa, era experto en cronobiología y ciclos vigilia-sueño hormonales, campos en los que hizo contribuciones muy importantes en colaboración con grupos de Inglaterra, Estados Unidos, Israel y Suiza, entre otros países.

Si desea consultar la nota completa acceda a la siguiente página web:
http://www.reforma.com/ciencia/articulo/330864/

Lugar: México, D.F.

Sube